carnes-rojas

Tipos y Propiedades de las Carnes Rojas

Las carnes rojas son unas de las preferidas a nivel mundial pero también han tenido cierta mala reputación debido a que contienen altos porcentajes de grasas saturadas que con el tiempo pueden ser nocivas para la salud. Sin embargo, aquí te mostraremos todo lo que necesitas saber de los tipos de carnes rojas y sus propiedades.

Tipos de Carnes Rojas

Carne de Cerdo

Este tipo de carne es uno de los que muchos hablan desfavorablemente, sin embargo, es una de las carnes más consumidas en el mundo y aunque no lo creas, sí aporta beneficios a nuestra salud. Esta carne puede aportarte ácidos grasos monoinsaturados o poliinsaturados que ayudan a proteger el corazón, además de contar con un alto porcentaje de omega 3.

Carne de Ternera

Es una de las más destacadas por su sabor, además es rica en proteínas que resultan beneficiosas para nuestro cuerpo. Con solo un trozo de carne de unos 100 gramos podríamos llegar a tener cubiertas las necesidades diarias de nuestro cuerpo en cuanto a la proteína. Esta carne aporta fósforo y vitaminas del grupo B que ayudan a los huesos.

Carne de Buey

Esta carne es considerada de mayor calidad en relación a la de la vaca, por lo que la podemos encontrar a un costo más elevado. Se dice que es mejor que la carne de vaca ya que es realmente magra y tiene muy pocas grasas. También es muy jugosa y su sabor es increíble. Puede aportar potasio, magnesio, fósforo y vitamina B12.

Carne de Toro

Este tipo de carne es difícil de conseguir y no es un plato apetecible para todo tipo de paladares. Se diferencia de la carne de vaca ya que aporta diferentes componentes a nuestro cuerpo. Por ejemplo, el fósforo, las vitaminas B6, B12 y B3, el zinc y muchos otros componentes.

Carne de Cordero

Esta es una de las carnes rojas menos comunes y más costosas que hay. Se trata de una carne tierna típica en la gastronomía europea, normalmente se suele preparar en la época de navidad y aporta las mismas propiedades que carnes rojas más comunes.

Carne de Cabra

Es muy popular en muchas cocinas alrededor del mundo, sin embargo, no tiene el mismo protagonismo que la carne de ternera y la carne de cerdo. Contiene grandes cantidades de magnesio, sodio y yodo. También contiene vitaminas del grupo B y proteínas.

Las carnes rojas y su consumo

Hemos visto que muchos de estos tipos de carnes aportan diferentes propiedades y beneficios a nuestro cuerpo, sin contar que su sabor es exquisito para cualquier tipo de paladar. Sin embargo, a lo largo de los años se han desarrollado distintas disputas entre los críticos gastronómicos debido al alto consumo de estas carnes.

Se ha afirmado que el consumo elevado y frecuente de estas carnes puede ser nocivo para la salud, pero claro tampoco decimos que el consumo de esta carne de manera regulada y balanceada pueda hacer que sufras de alguna enfermedad. Si se consume de manera moderada puede aportar nutrientes y beneficios a nuestro cuerpo.

Para que puedas sacarles el mayor provecho a estas carnes aquí te daremos algunos consejos prácticos:

  • Al cocinar carnes rojas puedes hacerlo en el horno, a la parrilla o a la plancha ya que estos son métodos de cocción en los que no necesitarás añadir grasas extras para que se puedan cocinar a su totalidad o de la mejor manera.
  • Siempre es recomendable cocinar la carne a unos 65 a 70 grados ya que esto ayudará a que su cocción sea mucho mejor y además podrás eliminar la presencia de microorganismos que puedan afectar a nuestra salud.
  • Te aconsejamos siempre escoger cortes de carne que sean magros ya que esto asegura que haya menos grasas saturadas lo cual pudiera afectar con el tiempo nuestro colesterol.
  • Trata de evitar los cortes de carne que sean pequeños pues si el tamaño de la carne es reducido es más propenso a que pierda sus nutrientes y vitaminas que tanto necesitamos en nuestro organismo.
  • Claro está que todos evitamos que se nos queme la pieza de carne. Sin embargo, es importante recordarlo ya que cuando esto pasa, todos los nutrientes que están en la pieza se pierden. De hecho, hasta su sabor cambia y se vuelve amarga.
  • Para tener una carne aún más magra lo que puedes hacer es limpiar el pedazo de carne y quitarle todo el exceso de grasa extra que contenga, así disfrutaremos aún más de su sabor.
  • Puedes combinar las carnes rojas con diferentes vegetales y hasta frutas tropicales según sea tu gusto, así podrás agregarle vitaminas, minerales y hasta antioxidantes extras a fin de conseguir más nutrientes para tu cuerpo.

Como hemos podido observar, si consumimos las carnes rojas de manera equilibrada, pueden ser muy provechosas para nuestra salud. De hecho, los expertos afirman que esta proteína debe estar en una dieta saludable y balanceada.

carnes-rojas

¿Cada cuánto tiempo se deben consumir Carnes Rojas?

Según los estudios que han hecho varias instituciones de la salud y el consumo de alimentos, para que estas carnes sean perjudiciales para la salud su consumo debe ser de más de 300 gramos al día, es decir, unas dos o más porciones de estas carnes en el día.

Lo más recomendable es que se consuma unas dos veces por semana este tipo de carne sin contar que también se pueden agregar carnes como el pescado, el pollo, el cerdo y muchas más. Es por esto que debemos ser equilibrados y encontrar el balance perfecto para nuestra dieta.

Los especialistas reconocen que para muchos esto es una cantidad que se puede manejar con una muy buena dieta. Sin embargo, para muchos otros esto es un reto, pues se acostumbran a comer más cantidad en la semana y es ahí donde está el detalle.

En estos casos lo más recomendable es que acudas a un especialista en el área con el fin de que consumas estas proteínas sin poner en riesgo tu salud.

Las Carnes Rojas y sus Características

Como hemos visto a lo largo de este artículo las carnes rojas son aquellas que son capaces de aportar a nuestro organismo más grasas saturadas ideales para nuestro cuerpo si se consumen de una manera regulada.

Estas, como su nombre lo indica, tienen un color rojizo y se pueden ver los filamentos de grasa en sus alrededores. Estas carnes también te pueden aportar hierro y vitaminas como la B1, B5, B2, B12 y muchas otras. Suelen ser bastante jugosas y son perfectas para hacer medallones, filetes, barbacoas y muchos platillos más.

Las Carnes Rojas y nuestra salud

Si bien hemos mencionado que el consumo de las carnes rojas de manera frecuente puede ser perjudicial, ahora queremos enfocarnos en los beneficios que nos trae consumirla de una manera saludable y balanceada.

Cuando añadimos estas carnes a nuestra dieta y seguimos los consejos que mencionamos anteriormente, nuestro cuerpo puede absorber de la mejor manera todos los nutrientes que estas nos ofrecen. De hecho, las carnes rojas tienen un efecto saciante en nosotros por lo que te sentirás bien luego de comer.

Además, también nos pueden ayudar a sentirnos mucho más activos y con energías ya que mantendrá el sistema digestivo activo absorbiendo todas sus propiedades nutricionales. Es importante que tengamos presente que todos los alimentos son necesarios, lo que hará la diferencia es la frecuencia en la que son consumidos.

¿Qué nutrientes tienen las Carnes Rojas?

La principal característica de estas carnes es su color y esto es gracias a la concentración de mioglobina que son las encargadas de darle ese color rojizo intenso. Además, también contiene vitamina B12 que nos ayuda a que nuestro metabolismo esté más activo y que nos da más energía, y nos ayuda a mantener los glóbulos rojos.

¿Cómo puedo diferenciar una buena carne roja?

Debes asegurarte que principalmente su color sea intenso, pero no demasiado oscuro pues esto significa que la carne es vieja. También debe tener grasa a su alrededor entre blanca y color ocre y su textura debe ser consistente.

Deja una respuesta